Convertir un ordenador en un sistema de videovigilancia

Edu Herraiz, miembro del portal BULMA, se las ha arreglado para convertir su ordenador con GNU/Linux en una estación de videovigilancia simple que no invade la propia privacidad.

Álvaro Martínez Majado – Se trata de una serie de scripts que actúan cuando el propietario no está en casa. Sólo hace falta una webcam compatible con Linux, un adaptador de bluetooth por USB, un teléfono móvil que disponga de esta tecnología y seguir el manual de instrucciones.

El funcionamiento es el siguiente: cuando el propietario se va la videovigilancia se activa porque el dispositivo de bluetooth por USB no encuentra su teléfono móvil. La cámara web queda, por lo tanto, en espera de detectar algún movimiento.

Si detecta alguno se ejecuta una acción automáticamente previamente establecida por el propietario. En el caso del ejemplo que hay en el manual suena una alarma, pero tal como explica Edu Herraiz es posible hacer que el sistema envíe un SMS o un correo electrónico al propietario para advertirle.

Cuando vuelve el propietario, el sistema de vigilancia muestra un cuadro de diálogo afirmando que se ha desactivado. Esto es así porque de nuevo el dispositivo bluetooth detecta el teléfono móvil. De esta manera, por un lado, se garantiza la privacidad del propietario (en el supuesto de que este haya manipulado el script para que grabe las sesiones de vigilancia, por ejemplo) y, por otro lado, se evita que las acciones previstas por el intruso se ejecuten.

Evidentemente no se trata de un sistema pensado para entornos que requieren una alta seguridad, sino más bien como curiosidad para los propietarios de sistemas GNU/Linux a quienes los haga gracia tener un pequeño sistema doméstico de estas características. Aún así, como en el manual sólo se explica el punto de partida, está abierta la puerta a futuras mejoras y correcciones.

Más información

  • 27.04.2007