El caso Cyanogenmod o la importancia de mantener el control sobre el propio dominio

Los chicos y chicas de CyanogenMod hacen un buen trabajo: crean una versión personalizada de Android, el sistema operativo para dispositivos móviles que impulsa Google, y lo personalizan añadiendo algunas cosas y sacando otras para quién lo prefiera así. Como tienen pocos recursos, a menudo cuentan con los que la gente les cede, algo que esta vez les ha jugado en contra.

Quién tenía el control sobre el dominio Cyanogenmod.com, es decir, la infraestructura que permite entrar en su web al introducir esta dirección en un navegador de Internet, decidió –según ha denunciado hoy el resto del equipo en la web oficial– contactar con empresas y organizaciones en nombre de CyanogenMod y proponerles tratos, sin el consentimiento del resto.

A otros miembros del colectivo no les pareció bien y protestaron. La cosa se tensó. Y acabó en pelea. El equipo pidió tener el control del dominio y el propietario se negó si no era a cambio de 10.000 dólares nada menos.

Los chicos y chicas de CyanogenMod no han tenido otra opción que irse a otro dominio, ahora CyanogenMod.org (aunque ahora mismo el .com redirige a .org como si no hubiese habido pelea alguna). Han podido recuperar el acceso a todos los perfiles en redes sociales, pero se han quedado sin poder leer cualquier correo que se mande a una dirección @cyanogenmod.com. Con la pérdida del control del dominio han perdido el control sobre sus comunicaciones.

  • 14.11.2012